Protección visual en la conducción

Protección visual en la conducción
Los conductores son uno de los colectivos más expuestos a la radiación solar, con efectos tanto para su salud visual como para la seguridad vial. De hecho, seis de cada diez conductores desconoce los riesgos de la radiación solar, y uno de cada tres no se protege debidamente.

Con el verano aumentan los desplazamientos y el mayor número de horas de luz. En ambos casos, es importante tomar medidas preventivas, para evitar los riesgos derivados de los efectos de la radiación solar.

El RACE y la Fundación Alain Afflelou realizaron una encuesta entre más de 2.400 usuarios distribuidos por toda España, cuyas principales conclusiones fueron que el 33% de los conductores no se protege habitualmente del sol mientras conduce y un 12% nunca lo hace, a pesar de ser España uno de los países con los índices de radiación ultravioleta más altos de Europa.

En la muestra analizada, uno de cada cuatro conductores afirmó haber sufrido una grave situación de riesgo por deslumbramiento (lo que significaría, con el censo actual, más de cinco millones de conductores). Las situaciones de riesgo por deslumbramiento más frecuentes son las producidas por efecto del sol, aumentando el riesgo de atropello a peatones o ciclistas, colisión por alcance, salida de la vía y pérdida de visibilidad a la salida de un túnel.

Otra de las conclusiones del estudio fue la falta de formación en salud visual. El conocimiento de los usuarios sobre los efectos en su visión de la radiación solar ultravioleta, es muy bajo, con un 59% de usuarios que desconoce los efectos de este tipo de radiaciones para su salud visual. En este sentido, el informe ha evaluado los daños oculares producidos por la radiación solar, entre los que destacan: cataratas, pterigion y  degeneración macular.

Una exposición excesiva a la radiación solar ultravioleta tiene efectos nocivos para la salud humana, especialmente efectos sobre la piel y los ojos. Según datos de la OMS (Organización mundial de la salud), aproximadamente, 18 millones de personas en el mundo han quedado ciegas a causa de las cataratas; y en números redondos el 5% de la carga de morbilidad relacionada con las cataratas se puede atribuir directamente a la exposición a las radiaciones ultravioleta. Por ello, una fotoprotección ocular adecuada previene de enfermedades oculares y atenúa la fatiga visual del conductor. Según los datos del informe, el 38% de los conductores considera que conducir con el sol de frente es una situación de alto riesgo, y un 30%, esta situación también les provoca un alto grado de fatiga, cuarta causa de mortalidad en carretera.

RECOMENDACIONES DE COMPRA

A la  hora de adquirir unas gafas de sol, son varios los parámetros que deberemos tener en cuenta:

  • Adquiera las gafas en un establecimiento sanitario de óptica, con el cumplimiento de la normativa de calidad, seguridad y garantía.
  •  El asesoramiento de un óptico-optometrista nos garantiza la compra más adecuada a nuestras necesidades de protección.
  •  Las gafas de sol deben contar con un etiquetado que nos informa de la homologación (Marcado CE), la normativa de calidad (EN 1836:2006), grado de protección de la radiación ultravioleta (100% U.V.), y la información del producto: nombre, dirección del fabricante, instrucciones de uso, limpieza, y mantenimiento, etc.
  • Las lentes polarizadas son especialmente recomendadas para la conducción, ya que el contraste aumenta y las imágenes son más nítidas.

CONSEJOS PARA UNA CORRECTA PROTECCIÓN VISUAL DEL CONDUCTOR

Para conducir protéjase con gafas de sol con filtro solar inferior a la categoría 4, y utilice preferentemente gafas de sol con cristales de color gris, ya que respetan mejor los colores naturales.

  •  Las gafas polarizadas evitan los reflejos más molestos del sol y previenen la fatiga ocular.
  •  No utilice gafas de sol por la noche, a excepción de las gafas especializadas para conducción nocturna.
  • Si utiliza lentes de contacto, aunque existen con filtro solar, es recomendable el uso añadido de gafas de sol.
  • En el caso de llevar gafas graduadas, es necesario llevar asimismo gafas de sol graduadas, adaptadas a las necesidades de cada uno.
  • Cuando se circula en motocicletas y ciclomotores, los conductores deben llevar gafas de sol que sean lo suficientemente envolventes para impedir que las partículas de polvo u otros cuerpos extraños penetren en los ojos.
  • Si a pesar de llevar gafas de sol, sufre un deslumbramiento mientras conduce, no responda frenando bruscamente. Reduzca poco a poco la velocidad hasta que se adecue a las condiciones de visibilidad.
  • No espere a la renovación de su permiso de conducción, hágase una revisión una vez al año.

 

×